Bien, llegados a este punto en el que has has decidido a tocar este maravilloso instrumento, lo primero que tendremos que hacer es: afinarlo. Debemos saber que para los ukeleles: soprano, concierto y tenor la afinación estándar es SOL-DO-MI-LA, la particularidad de la que la 4ª cuerda es más aguda que la tercera y la segunda, hacen del sonido del ukelele, algo único.

Si esto te ha sonado a Julie Andrews en Sonrisas y Lágrimas, no te preocupes es todo infinitamente más fácil de lo que pareces. Lo primero antes de tocar, siempre siempre afinar.

Las opciones de las que disponemos son varías:

  1. Afinador cromático de pinza.
  2. Aplicación para el smartphone.
  3. Pagina web.
  4. De oído, mediante una nota de referencia.

 

Afinador cromático de pinza.

Estamos ante una de las mejores opciones, por lo menos de las más precisas, y no especialmente cara, podemos encontrarlos desde los 4 euros hasta 25€.

Funcionan de la siguiente manera, el afinador reconoce la nota que hemos tocado en la cuerda del ukelele mediante vibración. Vienen con una pinza que colocamos en la pala, y listo a afinar, lo bueno de este método es que no se contamina por el ruido que podamos tener en ese momento alrededor.

Os cuento mi experiencia, yo tengo el modelo JOYO, comprado en Aliexpress hace 4 años aproximadamente, su precio no fue más de 5€.  Os dejo el enlace del comprador por sí a alguien le interesa, desde el tiempo que lo tengo no he tenido que cambiar de pinza ni nada extraño.  Afinador JOYO.

No obstante si os interesa buscar un producto de calidad superior podéis ir a vuestra tienda especializada en música y preguntar, o comprarlo en alguna web de confianza.

El proceso del afinado, la verdad es que este paso es bastante intuitivo, el afinador solo tiene un botón, así que los pasos serán los siguientes:

 

  1. Encendemos del afinador
  2. Seleccionamos el modo de afinación, normalmente en las instrucciones viene explicado.
  3. Lo colocamos en la pala de nuestro ukelele.
  4. Afinamos de la cuerda 4 a 1, al aire, es decir sin tocar ningún acorde.
  5. La flecha deberá estar en el centro y darnos el nombre de la letra SOL: G, DO:C, MI: E, LA: A.
  6. ¡LISTO! Ukelele afinado.

 

Aplicación para el smartphone.

Otra de las mejores opciones que tenemos es un afinador mediante el micrófono de nuestro smartphone, no obstante hay que destacar que los ruidos de fondo le afectarán, por lo tanto no llega a ser tan preciso como podría ser un afinador cromático.

Google Play

La opción que yo tengo instalada es la primera, Afinador portátil de Ukelele, la verdad es que cumple su función, es gratis y la publicidad no es extremadamente invasiva, si alguien usa algún otro que nos quiera recomendar será perfecto.

App Store

Las opciones para iPhone /iPad no las he probado, actualmente con el afinador cromático y la app de android, estoy servida de afinadores. No obstante la app de Kala afinador, la probé en su día y la verdad es que me dio bastante buen resultado. En el blog de Ukelele Online nos habla de la aplicación insTuner, y la verdad es que tiene buena pinta.

Pagina web.

La única página que yo he usado es https://tuner-online.com/ la verdad es que es bastante espartana pero funciona correctamente. Deberemos dar permiso a la activación de nuestro micrófono del ordenador y acercar el ukelele lo máximo posible, y una vez allí hacer lo mismo, que haríamos con el afinador cromático.

 

De oído, mediante una nota de referencia.

Vamos a emplear este método de afinación, que es el que menos recomiendo si no tenemos experiencia. Lo que tendremos que hacer es tocar el sonido de la cuerda que vamos a afinar pulsando el play del afinador online, es la misma página que hemos usado en el método anterior. tuner-online.com/

El sonido reproducido deberá coincidir con el sonido de nuestra cuerda de ukelele a afinar. Así cuerda por cuerda, hasta que el sonido que desprenda nuestro ukelele sea el mismo que nos da de referencia la página.

 

Bueno creo que eso es todo, espero que os haya ayudado, si os apetece compartir vuestras experiencias sobre afinadores o creéis que hay alguno